Proyecto 2011

NÍGER. CONSTRUCCIÓN DE POZOS DE AGUA QUE ABASTECE A 5.000 PERSONAS EN 8 ALDEAS.

En Níger, la economía es de subsistencia y está basada en el pastoreo y la agricultura. En las regiones rurales del Níger, el 64% de la población carece de acceso al agua potable. Muchos pobladores beben agua de estanques que comparten con el ganado y que está contaminada.

La mayor parte de la mortalidad infantil en las zonas rurales del Níger se debe al agua contaminada, la falta de higiene y el saneamiento deficiente. Estas deficiencias no sólo amenazan la supervivencia de los niños y niñas de corta edad sino también su desarrollo físico y mental.

En el verano de 2005, la sequía y la plaga de langostas mermaron las cosechas desencadenando una de las mayores crisis alimentarias de los últimos años. Los precios de los cereales se dispararon y las familias vendieron gran parte de sus animales y escasos enseres para sobrevivir. De nuevo, en 2011, una nueva sequía asola la franja del desierto del Sahel ocasionando una tremenda hambruna. La crisis económica mundial dificulta la ayuda humanitaria necesaria.

13 de junio de 2011. Concierto en el Auditorio Nacional de Música de Madrid bajo la dirección de D. MIGUEL ROA. Con los fondos obtenidos, y en colaboración con la fundación ACCION CONTRA EL HAMBRE, se han construido POZOS DE AGUA en 8 ALDEAS en el departamento de Keita (NIGER) que beneficiará a más de 5.000 personas. Gracias a estos pozos, la tasa de desnutrición y mortalidad infantil se verá reducida de forma muy eficaz, ya que la falta y escasez de agua, además de hambre, conlleva un sinfín de enfermedades que, en el caso de estas personas, es mortal.

El agua es fundamental para la vida. Conseguir que estas personas tengan acceso al agua les otorga derechos como seres humanos y esperanzas a poblaciones sin perspectivas de futuro.