Proyecto 2013

ESPAÑA. RECOGIDA Y COMPRA DE ALIMENTOS PARA FAMILIAS NECESITADAS.

Desbordados por la crisis y afectados por los recortes presupuestarios, los servicios sociales oficiales son incapaces de absorber la demanda de ayuda. El agujero lo cubren las ONGs y otras entidades sin fines de lucro. Muchos comedores sociales dependen de Caritas que afirma que en los últimos 5 años se triplicó el número de personas a las que suministró ayuda, que pasó de 370.251 en 2007 a más de un millón (1.015.276) en 2011, es decir, un 174% más. Estamos en 2013 y la cifra ha aumentado.

Los comedores sociales abren sus puertas a todos. Hasta hace unos años, los usuarios habituales eran personas en riesgo de exclusión social, pero ahora son frecuentes también quienes se han quedado sin empleo e, incluso, familias enteras con graves problemas económicos.

"Algunos niños cuentan que hacen una comida al día y tienen hambre. Son los casos más dramáticos pero existen". Palabras del presidente de la CEAPA, quien manifiesta que también cada vez es más habitual que los alumnos vayan a clase sin el material escolar que se les exige.

La crisis golpea con fuerza a los más pequeños. Por primera vez en la historia, los niños se han convertido en el colectivo más afectado por la crisis económica en España, según un reciente informe de Unicef, que pone de manifiesto que en nuestro país viven casi 2,2 millones de niños en pobreza relativa.