Proyecto 2005

MOZAMBIQUE. RECONSTRUCCIÓN DE UN ORFANATO PARA 120 NIÑOS HUÉRFANOS Y AFECTADOS POR EL VIH/SIDA EN TETE

Mozambique 2005, según datos de las autoridades de Maputo, el 15 % de los adultos mozambiqueños está contagiado con el VIH-SIDA.

Uno de los peores dramas derivados del avance de esta enfermedad en África es el de los niños. Puede hablarse ya de un ejército de huérfanos por el SIDA. De los cerca de 1,3 millones de huérfanos en Mozambique (año 2005), unos 370.000 han perdido uno o ambos padres por el SIDA. Para 2010, está previsto que haya cerca de 1,8 millones de huérfanos, de los que más de la mitad habrán perdido uno o ambos progenitores por el VIH.

Sin el entorno protector de sus familias, los niños huérfanos se enfrentan a un mayor riesgo de violencia, explotación y abuso. Es posible que sean maltratados por sus tutores y desposeídos de su herencia y sus propiedades. Los que viven con familias de acogida tienen mayores probabilidades de estar malatendidos y malnutridos. En las peores situaciones, los huérfanos pueden ser secuestrados y alistados como niños soldados u obligados a realizar trabajos forzados, prostituirse o vivir en la calle.

La pobreza y la desubicación social también se suman a la angustia psicológica de los niños huérfanos. El fallecimiento de un padre también les priva del aprendizaje y los valores que necesitan para convertirse en adultos socialmente responsables. Esta situación conduce frecuentemente a problemas psicológicos graves, como el síndrome de estrés postraumático, depresiones, abuso de alcohol y drogas, agresión e incluso suicidio.

Cuando uno de los padres está infectado por el VIH, hay muchas probabilidades de que el otro también lo esté. Es habitual que los niños pierdan a sus dos progenitores en un breve lapso de tiempo. Los cuidadores y familiares de los huérfanos también pueden fallecer a causa del SIDA, lo que no hace sino multiplicar el dolor de los niños, y puesto que en todo el continente africano suelen ser familias muy numerosas, este sufrimiento se ve agravado, a menudo, por la separación entre hermanos.

23 de diciembre de 2005. Concierto en el Teatro Monumental de Madrid bajo la dirección de D. JESÚS LÓPEZ COBOS. Con los fondos obtenidos, y en colaboración con la fundación AYUDA EN ACCIÓN, se han rehabilitado un ORFANATO para 120 niños huérfanos y afectados por el SIDA en Tete (MOZAMBIQUE). Estos niños vagaban por las calles de Tete donde corrían un grave riesgo de explotación laboral y sexual. Además de la rehabilitación del centro, se les ha dotado de mobiliario básico y se propicia a los niños de atención y asistencia psicológica y médica. Desde este nuevo Centro, se apoya el acceso a la escuela de estos niños abandonados y se reclamarán sus derechos como personas para que sirva de ejemplo a la sociedad.